10 enero 2007


"Resulta agradable que el viaje tenga una arquitectura y que sea posible aportar a ella alguna piedra, aunque el viajero parezca menos alguien que construye paisajes -tarea del sedentario- que alguien que los desmonta y los deshace, como el barón von R. del que cuenta Hoffmann que viajaba por el mundo coleccionando panoramas y, cuando lo consideraba necesario para su placer o para crear un hermoso mirador, hacía talar árboles, desnudar ramas, aplanar las redondeces del terreno, abatir bosques enteros o demoler alquerías, si obstaculizaban una vista. Pero también la destrucción es una arquitectura, una deconstrucción que obedece a reglas y cálculos, un arte de descomponer y recomponer, o sea de crear otro orden: cuando una pared de hojarasca caía de repente, despejando la vista sobre las ruinas de un castillo lejano a la luz del crepúsculo, el barón von R. se detenía algunos minutos para contemplar el espectáculo que él mismo había escenificado y luego se iba apresuradamente, para no regresar nunca más"
Claudio Magris, El Danubio

5 Comments:

Anonymous Maria Catarata said...

¿Por qué amamos tanto lo perecedero?

12:10 p. m.  
Anonymous comer pensamientos said...

¿Será que nos recuerda a nosotros?

4:14 p. m.  
Blogger dame algo said...

hola me llamoo laura u y me gustaria que me ayudases, no encuentro por ninguna parte la peli de daame algo de Hector carre , quisiera saber donde me la puedo bajar , en la mula no hay nada y en venta tampoco y solo la ponen en la tele cuando les sale de por ahi¡, si me puedes ayudar te dejo mi direccion: oxession@hotmail....com gracias

3:56 p. m.  
Blogger Amaranta said...

Aquí comienza el campo inexplorado
Redondo a causa de los ojos que lo miran
Y profundo a causa de mi propio corazón
Lleno de zafiros probables
De manos de sonámbulos
De entierros aéreos

(Vicente Huidobro)

6:57 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

swfsa

1:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home